perro-contento.jpg

Como dueños de un perro asumimos la responsabilidad de darle alimento, refugio y seguridad; y dentro de esta lista de responsabilidades está el mantener a nuestras mascotas libres de enfermedades y lesiones.

Resulta complejo el cuidar de un perro en tanto no podemos comunicarnos plenamente con él y tampoco estamos al tanto de cómo prevenir y notar enfermedades o posibles trastornos que estén sufriendo.

Hoy en mascotario les traemos una serie de consejos acerca de cómo prevenir enfermedades y lesiones en nuestros perros y así hacer que se mantengan felices y saludables.

  • Prevenir enfermedades contagiosas

La mejor forma de prevenir enfermedades contagiosas en nuestros perros es sin duda vacunándolos en sus primeros meses de vida y llevándolos a chequeos regulares con frecuencia. Solemos pensar que los perros por ser animales necesitan ir al médico solo cuando están enfermos y ese es el grave error que suele costarle caro a muchas personas, tanto a nivel monetario como emocional. No debemos esperar hasta el último momento para acudir al veterinario. Los chequeos regulares mantienen a nuestro perro sano y reducen sus posibilidades de contraer enfermedades contagiosas.

  • Prevenir parásitos

Los chequeos veterinarios regulares deben incluir exámenes fecales para detectar la presencia de parásitos intestinales en nuestras mascotas. Asimismo los chequeos veterinarios también pueden ayudar a prevenir los parásitos del corazón, que no son tan conocidos pero que existen. Los gusanos adultos viven en las arterias pulmonares y en los ventrículos del corazón y esto puede dañar su músculo e interferir con su función.

Por otra parte las pulgas y las garrapatas, la pesadilla de los animales desde siempre, también son parásitos y pueden prevenirse con los productos.

  • Prevenir trastornos nutricionales

La alimentación en base a una comida de buena calidad de nuestra mascota puede evitar muchos problemas de nutrición. Existen infinitas marcas de alimento balanceado para perro, pero muchas de ellas constituyen verdaderos venenos para los estómagos de nuestras mascotas. Es importante estar atento a la consistencia de la materia fecal de nuestro perro y consultar al veterinario acerca de la calidad de la comida que le ofrecemos a nuestro perro. 

Otro trastorno nutricional frecuente es la obesidad en los perros, por ello el ejercicio regular es muy importante ya que le ayudarán a reducir el riesgo de obesidad y de trastornos asociados. A medida que los perros van creciendo hay además que ajustar su dieta para que coincida con un metabolismo más lento.

  • Trastornos del aparato reproductor

Casi todos los trastornos reproductivos, incluyendo algunos tipos de cáncer, se pueden evitar con la esterilización o castración temprana de nuestras mascotas. Asimismo, la castración también reduce la posibilidad de que nuestra mascota desarrolle ciertos trastornos de la conducta.

  • Prevenir intoxicaciones

La prevención de intoxicaciones es algo sencillo si nos aseguramos de que todos los elementos potencialmente tóxicos estén almacenados de forma segura y lejos de nuestra mascota. Por otra parte siempre es bueno pasear al perro con una correa para controlar que es lo que huele y lame, evitando así la ingesta de diferentes sustancias tóxicas del entorno.

  • Prevenir problemas en la calle

Es muy importante utilizar correa al sacar a nuestra mascota a la calle. Además de mantenerla a salvo de los peligros físicos que significan otros animales y los vehículos. Asimismo evitamos la terrible situación de perder a nuestra mascota, teniendo en cuenta que miles de animales son sacrificados cada año en refugios debido a que se han perdido y no tenía ninguna identificación que indicara que pertenecían a alguien.

Teniendo en cuenta estos consejos podremos darle a nuestras mascotas una vida más saludable y a nosotros un estado mental de tranquilidad al saber que están sanos y a gusto en nuestra familia.